DESPUES DE 30 AÑOS, EL BEBE DE LA TAPA DE NIRVANA MUESTRA SU ENOJO.

,El bebé del disco de Nirvana, quien responde al nombre de Spencer Elden, 30 años despues, afirma que todos se hicieron ricos con su foto menos él.

En 1991 la banda emblema del grunge, Nirvana lanzó el disco “Nevermind”. El album, reconocido a nivel mundial como una pieza clave dentro de este subgenero rocanrolero, años más tarde sería catalogado como uno de los más importantes de la historia del rock.

El éxito de la placa también popularizó su portada. La imagen artistica muestra un bebé desnudo sumergido en el agua, con un billete de un dólar en frente. Con mucha certeza podemos afirmar que casi todo el mundo en la decada del 90, conoce la tapa de la placa discografica. Lo que pocas personas saben es que el nombre real del bebe protagonista de la obra se llama, Spencer Elden.

En sus recientes declaraciones, la desazon del ahora adulto Spencer, se hace notar. Él cuenta que sus padres al momento de realizar la epica producción solo recibieron a 200 dólares de pago.

“Es extraño formar parte de una imagen tan icónica culturalmente porque, realmente, no tuve nada que ver con ella. Mi madre tiene una historia loca. Dice que, cuando era joven, tuvo una especie de visión de que su bebé iba a estar en todas partes”, comentó Elden en una entrevista.

El guachin de la tapa con cara de pocos amigos: «de saber que me iban a negrear, meaba toda el agua».

Spencer Elden relata que al principio no le molestaba ser conocido como el “niño Nirvana”, pero que con el paso del tiempo comenzó a no serle tan agradable. A pesar de ello siempre se mostró dispuesto a hablar del tema y hasta en el 25° aniversario del lanzamiento de Nevermind acepto recrear la icónica tapa.

Sin embargo describe su desilusión por nunca haber recibido algún crédito por el uso de su imagen en el merchandasing de la banda. “Todos los que participaron en el disco tienen toneladas y toneladas de dinero. Me siento como si fuera lo último del grunge”, apunta Elden.

“Vivo en casa de mi madre y conduzco un Honda Civic. Es difícil no enfadarse cuando oyes la cantidad de dinero que había en juego”, señala el joven quien en un momento pensó en iniciar una batalla legal con la discográfica pero desistió por la baja posibilidad de ganar el juicio.

Sobre el desarrollo de la tapa, cuanta la leyenda que Nirvana y Robert Fisher, el director de arte de la discográfica Geffen Records, empezaron a trabajar en el concepto de la misma. Acordaron que este debía ser algo completamente explícito.

“Kurt quería un bebé que estuviera naciendo bajo el agua. En aquella época, antes de que existiera internet, había que ir a la librería local y revisar los libros de partos para encontrar fotos. De modo que es lo que hice… pero no había forma de hacer una portada con ello. No pude encontrar ninguna foto buena. Todas eran demasiado explícitas para usarlas”, expresó Fisher.

Despues de descartar la idea principal, se comenzó a profundizar en la del bebé sumergido en agua. Para retratar la idea se eligió al fotógrafo Kirk Weddle, quien estaba incursionando en la fotografía submarina.

La sesión duró tan solo 5 minutos y fue realizada en el centro acuático de Pasadena. Kirk Weddle por ello cobró unos 1000 dólares, lo cual utilizó para cubrir los gastos de producción.

Sobre el Autor

Lo peor del internet

0