PRESENTAMOS AL EQUIPO OLIMPICO DE REFUGIADOS.

Son 29 atletas de 11 paises que por distintos motivos, escaparon de las tierras donde nacieron.

El equipo olímpico de refugiados es una delegación especial de los Juegos Olímpicos, anunciada en 2015 y establecida por el Comité Olímpico Internacional el 2 de marzo del 2016, teniendo su primera participación en los juegos de Rio 2016. Para poder calificar para esta delegación los postulantes debian tener un nivel mínimo deportivo, incluyendo marcas. Otro de los requisitos que se debe cumplir es tener la calidad de refugiado bajo los estándares de las naciones unidas. Para entender el asunto en su totalidad, es necesario repasar la definicion de Refugiado. Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), es «alguien que se ha visto obligado a huir de su país a causa de la persecución, la guerra o la violencia”.

Para estos juegos olimpicos Tokio 2020, el Equipo Olímpico de Refugiados, está conformado por 29 atletas originarios de 11 países (quienes viven y entrenan en 13 países anfitriones). El grupo estará compitiendo dentro de 12 categorías deportivas como atletismo, bádminton, boxeo, natación, entre otras. Este año, el boxeador venezolano Eldric Sella Rodriguez se unió al equipo.

Entre los atletas destacados de esta edición se encuentra Dina Pouryounes Langeroudi, en la disciplina de taekwondo. Es originaria de Irán y reside en Países Bajos, es la número 3 del mundo en la categoría de -49 kilos.

Kimia Alizadech Zenozi es otra de las atletas destacadas para esta edición. Es originaria de Irán y obtuvo una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Rio 2016, sin embargo, tomó la decisión de refugiarse en Alemania, por lo que hoy estará dentro de la delegación de refugiados.

En atletismo participará nuevamente Rose Loyonken, la portadora de la bandera de la delegación de refugiados en Rio 2016, estará encabezando esta disciplina junto a viejos y nuevos participantes de la delegación.

El motivo principal por el que existe esta delegación, es para forjar un símbolo de esperanza en los refugiados dispersos en todo el mundo. También para que la sociedad pueda ver la magnitud de esta situación que ocurre en diversos países, y puedan obtener certezas de lo que es verdaderamente una crisis.

Sobre el Autor