UN «TERRORISTA» IRANI, GANÓ UNA MEDALLA DE ORO EN LOS JUEGOS OLIMPICOS.

Acusan de trabajar para una milicia del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, designada como organización terrorista por Donald Trump, en 2019.

Javad Foroughi, de la República Islámica de Irán, se proclamó nuevo campeón Olímpico en la competición individual masculina de pistola de aire comprimido a 10 metros. El iraní se impuso al serbio Damir Mikec, que se llevó la plata, y al chino Pang Wei, que repitió el bronce de Río 2016.

La actuación de oro de Foroughi se habría quedado estrictamente en lo deportivo si no fuera porque una organización llamada United for Navid recordó que el tirador y enfermero trabaja para una milicia del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC), que fue designada como organización terrorista por el ex presidente estadounidense Donald Trump en 2019.

El propio hospital en el que trabaja Foroughi lo dirige la IRGC, una potente fuerza militar, política y económica en Irán, con estrechos vínculos con el líder supremo, que se creó hace 42 años, después de la Revolución Islámica que derrocó al shah Mohamed Reza Paleví, para defender el sistema islámico del país y proporcionar un contrapeso a las fuerzas armadas regulares.

Se estima que el IRGC tiene más de 190.000 efectivos activos, cuenta con sus propias fuerzas terrestres, navales y aéreas, y supervisa las armas estratégicas. También controla la Fuerza de Resistencia paramilitar Basij, que ha ayudado a reprimir la disidencia interna, y los poderosos bonyads -fundaciones benéficas- que dirigen una parte de la economía.

Sobre el Autor