MUJER AMAMANTABA A SU GATO EN PLENO VUELO.

En el vuelo DL1360 de la aerolínea Delta Air con destino a Atlanta, una mujer fue descubierta amamantando a su gato en su asiento. La situación revolucionó a los demas pasajeros, y el malestar llegó hasta la cabina de tripulación, que se comunicó con la torre de control con el objetivo de resolver en conjunto la situación.

En uno de los textos enviados, se expresaba: “Req Redcoat reunirse con AC Pax (pasajero) en el asiento 13A está amamantando a un gato y no lo volverá a poner en su portabebé”.

La protagonista del escándalo se negaba regresar al gatito en su jaula, por lo que el piloto ordenó la presencia del equipo de tierra Redcoat de Delta para que la reprendieran y sancionaran.

Según las normas establecidas, los pasajeros pueden llevar mascotas en un vuelo pero estos tienen que estar en un canil, debajo del asiento delantero durante todo el viaje. Queda prohibido el vieja de mascotas fuera de la jaula correspondiente.

Por su parte, existen algunas recomendaciones para viajar con animales en un avión. En primer lugar, se debe comunicar a la aerolínea que se llevará una mascota con cuatro semanas de antelación.

A bases generales, todas las aerolíneas mantienen este mismo protocolo de viaje para mascotas. Solo existen pequeñas diferencias entre una empresa y otra. Otros datos a tener en cuenta antes de viajar con animales a bordo, es el pago de un gasto extra por el animal. Por ultimo, es recomendable llevar a la mascota al veterinario para que el profesional pueda brindar un certificado de salud que confirme una buena aptitud para el viaje.

Sobre el Autor