AUSTRALIA: MUJER SE APLICÓ LA VACUNA PFIZER Y SE LE ENDURECIERON LOS PEZONES.

En principio, fue un alivio para el mundo que existan vacunas contra el covid. El virus que en un momento puso en jaque a todos los paises del mundo, gracias al rapido accionar de laboratorios y expertos en la materia, parece estar siendo controlado. Este logro es consecuencia de la masiva campaña de vacunacion para prevenir los sintomas de la pandemia.

Aunque las vacunas a nivel colectivo resultaron ser uno de los metodos mas efectivos contra el covid, a nivel individual, algunas personas luego de inocularse, notaron diferente tipos de efectos secundarios. Tal es el extraño e insolito caso de una joven Australiana, que dice sentir los pezones endurecidos luego de ser vacunada.

En el video, la joven aparece frente a la cámara y sin demasiados tapujos, mencionó lo acontecido, luego de las inoculaciones. “Todos me señalaron que en mis videos pueden verme los faros delanteros. Lo sé. No puedo evitarlo y estuve intentando averiguar por qué me sucede eso, incluso en días de 40 grados”.

“Hasta que me di cuenta de que me había aplicado dos dosis de Pfizer y desde entonces, mis ‘luces delanteras habían estado encendidas”, reveló Tee Jay.

Para contextualizar, en Australia, se utiliza la expresión «faros delanteros encencidos» para referirse a los pezones erectos que sobresalen a través de la ropa. Seria el equivalente a la comparativa que realizamos en Argentina, entre pezones duros y el timbre de las casas.

“Desde entonces, eso me pasa todo el tiempo, cuando estoy de compras al supermercado, cuando me acuesto al lado de una estufa… ¿Alguna más tuvo tras la doble vacunación este problema de estar con ‘los faros encendidos’ durante todo el tiempo?” Consulto la joven a sus seguidoras.

Luego de los comentarios desubicados, y para sorpresa de todo el mundo, otras usuarias mencionaron que tambien vivieron situaciones parecidas.

Lo que denuncia Tee Jay sobre la posible reacción a la Pfizer no sería el único efecto secundario de esa vacuna relacionado con esta parte del cuerpo. En Australia también, muchas mujeres informaron que un crecimiento notable en sus senos y glándulas mamarias luego de recibir sus dosis. El efecto tuvo hasta su nombre: “Cirugía de senos de Pfizer”.

De hecho, en julio del año pasado, según consigna la cadena australiana News, el Departamento de Salud de Australia informó que los ganglios linfáticos inflamados pueden ser uno de los efectos secundarios, aunque poco frecuentes, de la inoculación con Pfizer.

En los Estados Unidos, en tanto, subió el número de mujeres recién vacunadas con las dosis del citado laboratorio que programan citas para hacerse una mamografía. Es que las mujeres podían confundir los ganglios inflamados con alguna señal de cáncer de mama, informó la doctora Laura Esserman, directora del Centro de Atención Mamaria de la Universidad de California, en San Francisco.

Sobre el Autor