La Unión Europea aprueba la comercialización del grillo doméstico como alimento de consumo humano

En este amplio y hermoso mundo existe una variedad de alimentos impresionante. Desde animales hasta frutas exóticas pueden ser masticadas segun el gusto personal de cada uno. Lo que resulta raro al menos para esta parte del globo, es la ingesta de insectos. Aparentemente esta puede llegar a ser la comida del futuro, puesto que en Europa están empezando a mandar a la hoya, a todos esos bichitos que hasta ahora solo servían de alimento para el gato del hogar.

Una prueba de esto, es lo que logró la firma neerlandesa Fair Insects B.V., quien presentó en diciembre de 2018 la solicitud para comercializar grillo doméstico congelado, desecado y en polvo. 

Luego de obtener el beneplacito del máximo organismo europeo, Fair Insects B.V. podrá empezar a comercializar sus productos , siendo por el momento, el único comercializador de este producto.

La relativa demora de la aprobación como alimento del grillo doméstico venía condicionada por su categoría de posible alérgeno. Para ello, como prueba el reglamento de ejecución comunitario, tuvieron que llevarse a cabo diversas pruebas entre fabricante y legisladores que aseguran la no presencia de alérgenos en el grillo.

El desembarco de la empresa, cuyo portfolio de entomofagia —comer insectos— es creciente, incluye también la presencia de snacks a base de grillos con diversos aderezos y también la recomendación de utilizar el polvo de grillo (una especie de harina) como ingrediente principal del falafel, avalando con sus propiedades nutricionales (rico en hierro y rico en proteínas) estos alimentos.

Se convierte así el grillo en un nuevo protagonista a futuro de nuestras cocinas, con la entomofagia por bandera, muy poco frecuente en la gastronomía europea pero sí habitual en otros continentes.

Sobre el Autor