ESTE PARLANTE, ADEMAS DE MUSICA, EMULA LA PRESENCIA DE GENTE EN CASA, EVITANDO EL ATAQUE DE LADRONES.

Homenajeando al protagonista de la pelicula, «Home Alone» («Mi Pobre Angelito»en latinoamerica»), el parlante musical Kevin, evita que extraños detecten la falta de personas dentro de una casa.

Allá por el año 1990 La película «Home Alone» se convirtió en un éxito gracias a la carismática actuación del pequeño Macaulay Culkin, quien interpretó a Kevin Mc Allister. Este pequeño oriundo de Chicago, Estados Unidos, es olvidado solo en casa cuando su familia emprende un viaje de vacaciones a París.

Un par de ladrones, descubren que la casa de la flia Mc Allister se encuentra sola, entonces, deciden robarla. Para sorpresa de ellos, el pequeño Kevin logra con mucha inteligencia y creatividad, ahuyentarlos. Una de las escenas mas recordadas del film, es cuando por la noche, el pequeño Kevin, emula una fiesta en su hogar, con maniquies que proyectan sombras por las ventanas imitando, a muchas personas que disfrutan de una reunión con música fuerte de fondo. Exitosamente, el plan aleja a los ladrones que pensaban atacar la morada durante la noche.

Inspirados en esta escena, una empresa Alemana hace que el accionar de Kevin sea posible, de forma autónoma, y sin maltrato infantil de por medio.

Durante el Mobile World Congress de Barcelona la empresa Alemana, Mitipi, presento un curioso reproductor de musica. Se trata de Kevin, un parlante bluetooth que reproduce musica. Claro, hasta aqui todo normal, pero Kevin se destaca por sobre la competencia, gracias a su capacidad de proyectar sombras para simular que hay alguien en casa. En limpio, este parlante ademas de proporcionar musica, puede disuadir a potenciales malvivientes que tienen como objetivo, desvalijar nuestro hogar.

La empresa fabricante Mitipi explica que el artefacto puede trabajar y manejarse tanto en linea, como de modo offline. Para garantizar su funcionamiento durante nuestra ausencia del hogar, el parlante puede conectarse a la red de electricidad del hogar.

La manera de funcionar que tiene Kevin, es bastante simple e ingeniosa: El altavoz que se puede configurar a través de una aplicación para el móvil, donde el usuario, elige dentro de un sinfin de variables posibles, que permite al usuario elegir, desde el sonido de animales, hasta la cantidad de personas que «supuestamente» viven en casa.

Lo que hace el altavoz es reproducir ,segun la frecuencia programada, los sonidos para despistar a extraños. Al mismo tiempo, emite luces donde se van proyectando sombras, también elegidas en coordinacion con los sonidos que elegimos reproducir.

Kevin permite colocar por ejemplo el sonido del maullar de un gato por las mañanas, y el rechinar de una cama por las noches. Ud me entiende. La idea es intentar imitar el tipo de luces y sonidos que habría en casa de forma cotidiana.

Su precio oficial es de 249 euros, bastante caro para ser un altavoz bluetooth, aunque ofrece una solución bastante práctica. Si bien, el margen es bastante alto y es posible encontrarlo de oferta hasta 100 euros más barato, por 149 euros. Un curioso sistema que muestra como la tecnología para la seguridad del hogar no tiene que ser siempre igual.

Sobre el Autor