9 DE MAYO: DIA MUNDIAL DE LAS MEDIAS PERDIDAS.

Existe una fecha para conmemorar el suceso que a todos nos afecto en algun momento de la vida.

Nadie se encuentra exento de la perdida de una media. Para su tranquilidad, este suceso de índole casi paranormal, es mucho mas común y corriente de lo que se piensa, y afecta a casi todas las personas que utilizan esta prenda de vestir.

Obviamente, al ser un fenomeno social cotidiano, cuenta con su dia de rememoracion, el cual tiene fijada la fecha en el calendario el dia 9 de Mayo.

Las perdidas de medias a nivel mundial son tan grandes, que la ciencia se vio obligada a realizar estudios cientificos de alta complejidad para intentar dar una respuesta sensata a una falencia social planetaria. Quien tuvo la buena voluntad de colaborar para aclarar un poco el panorama, fue la gigante Sur Coreana Samsumg, quien investigo sobre el tema en cuestión.

El estudio, fue realizado puntualmente en Reino Unido donde se encontró que los británicos pierden un promedio de 1.3 medias cada mes. Con el promedio de un británico viviendo hasta los 81 años estas catástrofes de limpieza resultan en un equivalente de 1264 medias perdidas por persona durante toda una vida.

En total, estas pérdidas de ropa significan alrededor de 84 millones de medias que desaparecen en todo el Reino Unido cada mes.

El psicólogo Dr. Simon Moore y el estadístico Geoff Ellis aplicaron la ciencia a las medias en un intento por descubrir los factores que contribuyen a estas pérdidas y cuantificar sus resultados.

El trabajo incluyó a 2.000 personas encuestadas donde se revelo que, los principales factores que causaron medias perdidas fueron la complejidad de la carga de lavado – la forma en que se dividen las cargas, basado en blancos / colores / temperaturas diferentes – y el número de medias en cada ciclo de lavado. Cabe mencionar que la empresa realizo el estudio a base de tener un argumento fiable, que garantice la venta de un lavarropas que promete no se perder mas medias.

Por su parte, el físico británico Robert Matthews concluyó que el caso de las medias perdidas tiene una clara base empírica.

En un artículo publicado en ‘Scientific American’ explicó que si perdemos un calcetín, su pareja quedará suelta y por lo tanto dejaremos de ponérnoslo, por lo que es más probable que el próximo calcetín que desaparezca sea otro con pareja (pues son los que llevaremos a lavar), y tendremos dos calcetines disparejos.

También el estadístico Victor Nierdhoffer explicó en un artículo publicado en ‘Daily Speculations’ que “si hay 20 calcetines, es decir 10 pares diferentes, después de perder el primer calcetín, las posibilidades de que el segundo deshaga otro par son de 18 sobre 19, frente a 1 sobre 19 de que sea un calcetín del mismo par”.

Tambien existen otras posibilidades de perder las medias como por ejemplo, olvidarlas en el gimnasio, que estas se caigan del tendedero o que se las roben las mascotas para jugar entre otras tantas hipoteticas situaciones.

Sobre el Autor