UN TRIBUNAL DEL REINO UNIDO DICTAMINÓ QUE DECIRLE «PELADO» A UN HOMBRE, ES ACOSO SEXUAL.

El conflicto se origino entre un electricista y sus empleadores. El tribunal interpretó que el hombre sufrio violencia de genero.

En la sociedad actual se busca terminar con todas aquellas expresiones hirientes, que en el algun momento fueron consideradas validas para referirse a una persona, destacando sus rasgos fisicos de una manera despectiva.

Una muestra de que se busca cambiar rapidamente la forma incisiva para referirse hacia una persona, es la decision que tuvo tribunal laboral de Reino Unido en el altercado verbal que tuvo un electricista con sus jefes.

El fallo dictaminó que aludir a la calvicie de un hombre es tan despectivo como hacer comentarios sobre el tamaño de los pechos de una mujer.

Para entender con claridad como se llego a este dictamen, hay que mencionar que todo surge de un conflicto entre un trabajador y una empresa. Tony Finn, un electricista inglés, fue despedido después de 24 años de servicio. El hombre, decidió denunciar a sus empleadores porque, durante una discusión en el año 2019, uno de los supervisores se refirió de forma despectiva a su calvicie.

El jefe insultó a Tony al llamarlo “bald cunt”, vagina afeitada en su traducción al castellano. Cabe destacar que el insulto no fue lo que molesto al denunciante, sino la referencia burlezca hacia su aspecto fisico.

Luego de formalizar su reclamo, el tribunal de Reino Unido, conformado por tres hombres, interpretó que como la alopecia es mucho más frecuente en hombres, usar esa característica como insulto se trataría de una forma de acoso sexual por el género.

Sobre el Autor